Las bombas centrífugas magnéticas son completamente herméticas y fiables, son ideales para el bombeo de fluidos químicos agresivos ya que nunca producen fugas.